loader image

Con el fin de llamar la atención sobre la importancia de los problemas de fertilidad que se presentan cada vez con frecuencia en la población, así como sobre la necesidad de identificar el momento indicado para consultar a un especialista, se instituyó el 4 de junio como el Día Mundial de la Fertilidad. Aunque cada vez es mayor el número de parejas que recurren a las unidades de fertilidad en busca de ayuda para concebir un hijo, aún son altas las cifras de las personas que no han podido consultar a un experto por situaciones diferentes. La infertilidad es una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud, afecta a una de cada seis parejas. Esta enfermedad, imposibilita la concepción natural de un hijo o el embarazo tras un año de relaciones sexuales, sin el uso de métodos anticonceptivos.

Deja un comentario